Tips Para No Gastar de Más Con Tu Tarjeta de Crédito

Tips Para No Gastar de Más Con Tu Tarjeta de Crédito

Ir al shopping o a cualquier tienda y tentarse “de pasada” es algo bastante común. Uno piensa en no gastar nada, después ve un producto, y finalmente cuando te vas a dar cuenta ves que terminaste gastando mucho más de lo que pensabas. La realidad es que la tarjeta hay que pagarla cuando viene la cuenta, y si se te fue la mano no está nada bueno. Por eso, en esta oportunidad te comparto tips para no gastar de más con tu tarjeta de crédito y así mejorar tus finanzas personales.

El hecho de gastar de más con tu tarjeta de crédito lleva a algo muy obvio pero que a veces no es tenido en cuenta. Me refiero a enfrentarse a un saldo a pagar que quizás no se pueda cubrir, y ahí se complica la cosa.

Intereses altos, falta de crédito para compras importantes y/o urgentes, estar en el Clearing, no poder acceder a préstamos, etc. son las consecuencias que ya se conocen.

Si bien pueden haber varios motivos para tener problemas a la hora de pagar la tarjeta de crédito, vamos a enfocarnos en qué es lo que podes hacer para no gastar de más con tu tarjeta de crédito:

1. Gastar en lo que podes pagar ahora

Me imagino que vos ya sabes que pagar con la tarjeta de crédito es mucho más fácil que pagar en efectivo. Esto se debe a que al no tener la plata físicamente en tu poder (los billetes) es más sencillo “pasar” el plástico y listo.

Es más, muchos son los estudios que demuestran que las personas “no sienten” el gasto en ese momento ni lo que representa. Y si, si para pagar no tenes que tener la plata encima ni enfrentarte a contarla para ver si podes hacer la compra… todo se presta para que la uses “duro y parejo”.

Está bueno que puedas ponerte límites (anotarlos en tu celular, en la heladera, algún cuaderno, etc.) y especificar cuánto es lo que vas a gastar esta semana, quincena o mes. Una vez que tengas eso definido solo hay que tener buena conducta, responsabilidad y apegarse a eso.

Hoy en día todos los bancos ofrecen su banca en línea y siempre es bueno que puedas entrar diariamente o una vez cada cierta cantidad de días a tu cuenta para ver los movimientos que tenes con la tarjeta de crédito. Así te vas haciendo una idea de como venís con el gasto.

Otra cosa que podes hacer es mentalizarte y tratar a tu tarjeta de crédito como si fuera una tarjeta de débito. La idea es que te “duela” un poquito más que de costumbre realizar el gasto.

2. Enfocarte en el saldo corriente y no en el crédito disponible

Si tenes un buen historial de crédito, limpio, y además tus ingresos lo permiten, de seguro vas a tener un buen crédito disponible que te permita realizar compras sin problemas.

Que tengas un crédito disponible alto no significa que tengas que gastarlo todo! Tener mucho crédito disponible no es lo mismo que tener mucha plata literalmente. Es muy importante la conducta en este tema.

Como lo más recomendable es pagar todo el saldo de la tarjeta mes a mes, lo mejor es que entonces puedas enfocarte en lo que llevas gastado y no en lo que tenes disponible para gastar.

Al igual que en el tip anterior, nunca está de más ir monitoreando tu saldo en la tarjeta para saber como venís y evitar “pasarte de la raya” con los gastos.

3. Evitar las compras por impulso

De seguro que a este ya lo escuchaste, o leíste.

Evitar las compras por impulso, esas que se dan de la nada de forma espontánea, es de las mejores cosas que podes hacer para evitar gastar de más con tu tarjeta de crédito.

Te puede pasar que, chusmeando en las redes sociales, pasando por alguna vitrina o shopping, etc. te tientes y quieras realizar una compra. Si te detenes y lo analizas un poco de seguro que termina siendo un capricho y compras algo que no necesitas. O que directamente no habrías comprado si no hubieses visto esa publicidad.

Este tipo de compras son las que en definitiva pueden llevarte a que no puedas pagar el total de la tarjeta si se te va la mano. Intenta tener un especial control para que eso no pase.

4. Empezar a rastrear tus gastos

Cuando empezás a seguir tus gastos podes ver a donde termina yendo ese dinero mes a mes.

Lo importante de esto es que cuando logras comprender como se componen tus gastos todos los meses, podes armar un plan o presupuesto que permita mantenerte bajo control.

Por ejemplo, podes empezar con los gastos fijos (luz, agua, celular, internet, nafta) y luego pasar a los variables (salidas, cenas, gustos, otros) para que de esa forma sepas cuanto podes gastar.

Si necesitas saber más sobre como hacer un presupuesto para tus finanzas personales te recomiendo leer el ABC de un presupuesto de Neurona Financiera.

Si el presupuesto está bien hecho, y además lo respetas, debería ayudarte a no gastar de más.

5. No dejar que los descuentos y recompensas te tienten

Hoy en día la competencia es tan alta que todas las tarjetas tienen distintas promociones, descuentos, premios, millas, etc.

No está mal aprovechar un descuento o sumar metros, millas extras al pagar con determinada tarjeta. Si esto es usado con inteligencia se le puede sacar buen jugo.

Lo que en teoría esta mal es que termines comprando algo, que en realidad no precisas, por el hecho de que tenga descuento con la tarjeta.

Más allá de la ventaja que te dé, lo importante al final de cuentas es que no te endeudes por gastar más de lo que realmente podes.

6. Dejar la tarjeta de crédito guardada en tu casa

Este no sería de los mejores para corregir alguna conducta sino que sería algo mas tipo “cortar por lo sano”.

Hay un dicho que dice algo así como “si no tenes la tarjeta encima no gastas”. No me lo acuerdo exactamente pero bueno, por ahí viene la mano.

Si sos una persona propensa a gastar de más con tu tarjeta de crédito lo ideal sería tener controlada la situación. Para eso directamente ni salgas con la tarjeta encima, dejala guardada en algún lugar de tu casa.

No te culpo, hay que recordar que las empresas invierten muchísimo dinero en estrategias de marketing para que de distintas formas despierten tu comprador compulsivo.

Conclusión

Si bien todos somos distintos y cada persona es un mundo aparte (con distintos problemas y situaciones), la realidad es que en un blog que habla sobre tarjetas de crédito y débito me parecía que este tipo de artículos era algo que hacía falta.

Espero que todos estos puntos mencionados puedan ayudarte a tener tus finanzas más controladas y así evitar tener que gastar de más con tu tarjeta de crédito.

Qué opinión tenés de este artículo? Estas de acuerdo conmigo en éstos puntos o no? Consideras que falta agregar alguno más? Deja tu comentario abajo y si te gustó el blog te invito a compartirlo en las redes sociales.

Deja un comentario